Amarres y hechizos de amor con plantas mágicas de la felicidad

0
1834
Amarres y hechizos de amor con plantas

Los amarres y hechizos de amor con plantas mágicas de la felicidad son muy especiales. Para casos donde buscas que esa persona se enamore de ti.

Y para ello se recurre a las plantas mágicas.

Asimismo, ten en cuenta que muchas plantas pueden ser utilizadas fácilmente en hechizos para diferentes propósitos.

Por lo que debes descubrir cómo usarlos a su favor a través de estos consejos rápidos.

Hechizos de Amor y Amarres

– Comencemos por decorar tu casa con 5 girasoles de hacer dinero.

– La espada de San Jorge en la puerta principal de la casa a los malos espíritus.

– Un lirio de la paz en el suelo filtra las energías negativas.

– Asimismo, un contenedor con Guinea da protección contra la envidia y filtra las energías negativas.

– El pino negro protege del mal de ojo.

– Rosas rojas proporcionan una buena salud

– Además, con este conjuro para encontrar el amor debes recurrir a lo que guardas en la casa.

Un frasco con la esencia de la planta violeta tricolor.

– Para resolver los problemas de amor mantener un hogar planta azela.

– Asimismo, para la prosperidad en el amor mantener en su mesita de noche un jarrón.

Con 3 rosas de salmón o una planta de los colgantes de la reina.

– Para llevar la riqueza de su hogar un un árbol de plátano plantado en su jardín.

– Si hay personas agresivas en la casa, tome una planta de jazmín.

– La lavanda para calmar y dormir, se aplican 10 gotas en la almohada.

– Romero purifica el aire y poner a los malos espíritus.

– Interruptor de que en el suelo en diferentes habitaciones cuando las cosas van mal.

Amarres y hechizos de amor con plantas

– El té de romero es bueno para la pérdida de cabello y puede ser bebido a animar a un estado de ánimo triste.

– Si está nervioso, se toma una manzana, cortada en cuatro trozo.

Y dejar en infusión durante 20 minutos, y lo utilizan para un baño.

Si tomas en cuenta estas plantas en tu vida, el amor siempre estará presente.

Pero será el verdadero amor, no el infiel.